Un recurso para crear huella emocional


Tittle2

Hoy os traemos un recurso muy sencillo pero enormemente potente para crear momentos emocionalmente intensos con nuestros hijos que además de ayudarnos a fortalecer los vínculos afectivos con ellos nos ayudará a crear lo que se llama huella emocional. Se trata de un talonario de VALES, talones con un VALE POR……. en los que sólo tenéis que rellenar aquel momento especial que queréis compartir con vuestros hijos, aquella experiencia de la que queráis hacerles partícipes o aquella cosa simple de la vida de la que queráis disfrutar con ellos.

VALE POR….un amanecer en la playa. VALE POR…..un saco de cosquillas. VALE POR……bailar nuestra canción favorita en un parque a solas. VALE POR…..desayunar helado. VALE POR…….jugar a la zapatilla por detrás en la arena. VALE POR……..

Talonario 3

Cuando un gran amigo (que algún día os traeremos por aquí porque sus panes también generan emociones positivas) nos descubrió este recurso nos pareció mágico para generar lo que en neurociencia se llama huella emocional. Veréis, la ciencia nos dice ya que las neuronas son como pandillas de amigas que cuando reciben un estímulo se conectan según si son amigas o no. Cuantas más veces se conecten a lo largo del día más duradera es su relación, más huella o surco irá dejando esa conexión y con más facilidad se encontrarán y se conectarán en el futuro. Es decir, que si las neuronas “del enfado” se conectan muchas veces al día acabarán estableciendo entre ellas una relación duradera, una cadena o surco que hará que en el futuro tiendan a volver a conectar. Por el contrario, si una neurona conexiona con otra pero poco a poco se desacostumbran a conexionar se desligarán cada vez más y el camino se irá borrando. Es algo muy parecido a lo que pasa con la amistad: cuanta más relación tienes con una persona más amistad acabas trabando con ella hasta que llega un día que pasa a ocupar parte de tu cadena de amigos. El día que tengas un problema, que estés triste o necesites ayuda ¿a quién llamarás? ¿Qué amigo te vendrá la memoria en primer lugar para contarle tu problema, el primer amigo de la cadena o tu amigo del cole que hace 20 años que no ves?

¿Significa esto que dependiendo de las emociones que generemos ahora nuestras emociones en el futuro serán unas u otras? Sí, dicho de manera muy simplista, eso es justo lo que quiere decir: que cuando nuestras neuronas tienen que elegir qué camino seguir prefieren decidirse por el sendero que ya está hecho, por el camino que está marcado. Cuanto más fuerte sea el impacto emocional generado y más se repita más surco tendrá el camino y más fácil será que las neuronas lo sigan en el futuro.

Así, si marcamos bien fuerte el camino de la alegría y del optimismo es más probable que el día de mañana ante una situación que nos moleste, nos cause ansiedad o nos disguste nuestras neuronas decidan tirar por ese camino en lugar de por el del enfado, la frustración o la depresión.

Talonario 2

Talonario 1

Comprenderéis ahora por qué un papelito con un VALE POR se convierte en un preciado regalo para el futuro. Con cada emoción positiva en la niñez no sólo reforzamos la autoestima de nuestros hijos sino que creamos un caminito que tal vez el día de mañana se convierta en un gran surco que les ayude a ser más felices y a hacer más felices a los demás. El talonario de cheques funciona de la siguiente manera: les preparáis el talonario con aquellos VALE POR que creáis que les van a hacer más ilusión y se lo regaláis con un mensaje. Pueden utilizar el vale cuando quieran. Es importante que escribáis actividades o experiencias que estén fácilmente a vuestro alcance y que se lo deis en un momento en que tengáis tiempo suficiente para dedicarles. De lo contrario, si cuando quieren hacer valer su vale les decimos constantemente “ahora no”, “espera que ahora no puedo”, “luego”, “no es buen momento”, el talonario perderá su magia y se producirá en los niños el efecto justo contrario al que queremos. Si no tenéis tiempo suficiente siempre podéis incluirles una notita que diga “Actividad reservada para el capitán de la casa que se activará a partir de las 20.00 hrs”.

No es nada importante el formato del VALE,  ya sabéis que a los niños les haría la misma ilusión un vale con el formato de nuestras fotos, que si queréis podéis descargar e imprimir, que en una servilleta de bar.

Nosotros nos llevamos nuestro talonario este puente (hecho en papelillos caseros de colores porque la impresora no funciona), y esperamos disfrutarlo y crear una huella muy profunda. Esperamos que vosotros también lo disfrutéis con los vuestros. Y, si tenéis por ahí algún otro recurso para generar huella emocional estaremos muy agradecidos de que lo compartáis con nosotros.

¡Feliz fin de semana!

 

La hucha de los 3 “VOY A”


Tittle

¿A qué te gustaría que tus hijos destinasen sus ahorros? A nosotros nos gustaría que destinasen un poquito a ayudar a quienes lo necesiten, otro poquito a disfrutarlo en lo que más les guste y un último poquito a ahorrar.

Es lo que se llama la regla de los 3 tercios. Un tercio para ser generoso, otro tercio para automotivarse y un último tercio para el ahorro.

Esta regla es fácil de comprender para los niños, pero es muy difícil de llevar a la práctica. Y no porque nuestros hijos no sean generosos o sean unos despilfarradores sino, simplemente, porque en vez de un objetivo les planteamos una intención. Decirles que “Hay que ahorrar para ayudar a otros niños que lo necesiten” es como decirnos a nosotros mismos “Hay que adelgazar”, “Hay que comer más sano” o “Hay que hacer más deporte”; primer día motivación a tope y tercer día ya ni me acuerdo.

Hucha 1

Para que los objetivos sean realmente objetivos tienen que ser SMART, un acrónimo inglés que significa que tienen que ser Specific (Específicos), Measurable (Medibles), Attainable (Alcanzables), Realistic (Realistas) y Timely (Con tiempo determinado). Y para que la motivación que tenemos en el primer momento se mantenga durante toda nuestra aventura tenemos que conseguir cambiar el “Hay que” por “Vamos a”. Ya veréis como si cambiamos el que “Hay que ahorrar para ayudar a otros niños que lo necesiten” por un “Vamos a comprar una caja de leche antes del verano para niño que está con su mamá en la puerta del súper” en un plis plas habremos conseguido lo que nos proponíamos. Cuando logremos este pequeñito objetivo nos sentiremos felices y muy motivados para proponernos una nueva y mayor meta.

Hucha 3a
Hucha 4aHucha 8a

Bajo esta filosofía hemos trabajado con ellos una hucha hecha con botes de patatas pringles que en realidad son tres mini huchas, una para el proyecto de generosidad, otra para el disfrute y otra para el ahorro, unidas por imanes. Para que los niños puedan visualizar el objetivo hemos pegado en cada una de ellas una imagen que nos recuerda a aquello que queremos conseguir con el dinero que ahorremos en cada mini hucha.

Hucha 2a

Material:
– 3 botes pequeños de patatas pringles.
– 3 hojas de tela adhesiva de distintos colores (es material de scrapbooking que encontrareis fácilmente en cualquier librería, tienda de manualidades o bazar).
– Washi tape de distintos colores.
– Imanes (que podéis sustituir por velcro adhesivo).

How to:
Mide el alto del bote de patatas y recorta una tira de tela adhesiva con ese alto. Forra el bote con la tela.

Si han sido los niños los que han cortado la tira de tela esta parecerá más el rio Guadiana que una línea recta. Para disimular estos desperfectillos utiliza el washi tape en los bordes superior e inferior del bote.

Haz una ranura  para meter monedas en el centro de cada bote (esto mejor las mamás). Para ello haz un pequeño corte en el bote y luego introduce una moneda de 50 cts (es fina y larga) y luego otra de 2 euros(es la más ancha); eso te servirá para hacer la ranura justo del tamaño de las monedas y que no se rasge el cartón del bote. Pega en la ranura un trocito de washi tape para decorar y vuelve a introducir con cuidado la moneda de 2 euros, para que el contorno del washi tape quede hacia dentro.

Pega en cada tapa de plástico de los botes un imán. Hazlo también en la parte inferior de cada bote. Así se unirán y formarán una única hucha-torre con tres ranuras diferentes para tres propósitos diferentes.

Finalmente, pegad una foto de aquello que simbolice vuestro PARA QUÉ en cada hucha. ¿Para qué vais a ahorrar cada tercio?

Inaugurad cada hucha con alguna moneda y ¡a por vuestro objetivo! Y disfrutad mucho de las patatas con vuestros hijos.

¡Feliz fin de semana!

El Real Jardín Botánico con niños (y salir de la zona de confort)


Tittle

¿Sabes qué es la zona de confort? La zona de confort es una zona metafórica en la que te sientes cómodo, una zona de tu vida que dominas. Digamos que es tu zona de rutina, en la que están tus hábitos, tus costumbres, tus creencias, tu día a día.

Los adultos tenemos una tendencia natural a no salir de nuestra zona de confort y los niños, sin embargo, tienen una tendencia natural a escaparse de ella. En sus cabezas hay más ilusión que desilusiones, mamás ganas de explorar que costumbres, más sueños que rutinas.

¿Dónde se van nuestros hijos? ¿A dónde se escapan? Pues a otra zona muy cercana a la zona de confort llamada la zona de aprendizaje. Esta es la zona de experimentación, del juego, de los viajes, de los idiomas, de las nuevas experiencias. Es el espacio al que vamos cuando queremos aprender algo nuevo, algo que nos haga salir de nuestra zona de confort. Estuviste allí cuando asististe al último workshop en tu empresa, cuando hiciste el último curso de deporte, cuando estudiaste tu último idioma, cuando leíste aquel artículo tan interesante….Y cuando regresaste lo hiciste con un punto de vista nuevo, con una sabiduría que rápidamente se incorporó a tu zona de confort e hizo que ésta se extendiera. Ahora, como resultado de esa visita a la zona de aprendizaje además de lo que sabías antes también sabes las últimas tendencias sobre marketing, hacer pan, jugar al paddel, o algo más sobre la inmigración.

Y, tal vez, cuando volviste a tu zona de confort te trajiste un sueño, una ilusión, una meta nueva por la que luchar. Ahí radica la verdadera importancia de la zona de aprendizaje: es allí donde se generan los sueños. Los nuestros y también los de nuestros hijos.

Por eso es tan importante que aprendamos de los niños y salgamos de nuestra zona de confort y que potenciemos al máximo las excursiones a esa zona de aprendizaje con ellos. Si queremos que mañana nuestros hijos no tengan miedo a salir de su zona de confort es fundamental que hoy les facilitemos experiencias positivas, experimentos y juegos que les hagan sentirse atraídos por esta zona de aprendizaje.

Y esto también aplica a los temidos museos. Aunque nos tengamos que pasar la tarde diciendo “no se corre”, “no se grita”, “no se toca”, tenemos que lograr hacerles atractiva la visita a los museos. ¿Cómo? Pues haciendo visitas tan cortitas como su edad, experimentando antes y después y jugando antes y después con la temática del museo.

Botanico2

¿Nos vamos al Real Jardín Botánico de Madrid? O, mejor ¿Os apetece dar de comer a una planta carnívora, fotografiar al árbol de color rojo más pequeño del mundo, ver cómo beben las plantas y teñir una rosa de azul?

Botanico82

Los que nos conocéis sabéis que nos encanta visitar los museos tirándoles antes un gancho a los niños que les motive para ir. En este caso, el gancho más chulo que se nos ha ocurrido es una planta carnívora.

Sorpréndeles con una planta carnívora, de las que comen insectos de verdad y anímales a salir a la calle a “cazar” alguna hormiga o mosca pequeña y dar de comer a la planta. Cuando vean como la planta detecta el movimiento de la hormiga y se cierra casi en cuestión de segundos para “comérsela” alucinarán. ¡Y vosotros también!

(Encontramos nuestra carnívora en una de las grandes superficies de jardinería; se trata de la especie Venus atrapamoscas y la solemos dar de comer con unas pinzas de depilar).

Y así, tirado el primer gancho viene la primera cuestión ¿ La carnívora hay que regarla mucho o poco? ¿Le gusta el frio o el calor? Pues podemos ir al Museo a comprobarlo ¿no? Tendremos la suerte de que las carnívoras se encuentran en los invernaderos del museo, que probablemente sean lo más bonito y lo más espectacular a los ojos de un niño de todo el museo.

Botanico92

¿Quién dijo que ir al Botánico es más aburrido que ir al zoo? Experimenta con las plantes antes de ir y observa a todo color como beben y obtienen sus nutrientes las plantas. Para hacer este experimento solo necesitáis apio y colorante alimenticio (preferiblemente de colores oscuros como añil o fucsia). Si teñís el agua y dejáis el apio sumergido durante 24 horas (con la parte inferior del tallo cortada) podréis ver como aparecen líneas verticales a lo largo del tallo con el color de vuestro agua. No tengáis miedo y diseccionad la planta, con cortes longitudinales, transversales o como se os ocurran.Veréis qué chulo es ver los tubos capilares que transportan el agua desde el suelo hasta la parte superior

Forbotanico6

Con este experimento los niños entenderán que las plantas se alimentan tomando agua y nutrientes del suelo que llevan hasta las hojas para realizar la fotosíntesis.

Si además de apio sumergís el tallo de una rosa blanca podréis comprobar cómo a las 24/48 horas en los pétalos se empiezan a formar circulitos del color del tinte.

Botanico42

Y, ya dentro del museo, haz tu visita un poco más corta aún de lo que creas que en principio van a aguantar. No elijas verlo todo, sino sólo algo que creas que les va a llamar la atención, y déjales con ganas de volver. Nosotros escogimos los invernaderos, la Estufa de las Palmas (un precioso invernadero con estructura de hierro fundido que antiguamente se calentaba con estiércol) y la Terraza del Laurel, donde se exhibe la magnífica colección de bonsáis donada por el expresidente Felipe González.

Botanico3

Botanico7

Lo mejor que puede pasar ese día en el museo no es que aprendan un montón sino que quieran volver o, ¿por qué no?, que vuelvan a su zona de confort con un gran sueño o ilusión.

Si estáis pensando en ir a algún museo puede que también te interesen algunos trucos para ver el Museo Arqueológico Nacional (que compartimos aquí) o el Museo Sorolla (que compartimos aquí).

¡Sed felices!

El poder de los mensajes en los niños


tittle

Si no hubiera experimentado por mi misma el poder que los mensajes cortos tienen en los niños no me lo creería. Algo tan simple como un trozo de papel se convierte en mágico cuando se trata de generar buenas sensaciones, dar las gracias, animar a nuestros hijos o decirles te quiero.

Desde hace tiempo venimos dedicando mensajes amables a nuestra tribu, a veces para hacer equipo en casa, a veces para levantarles el ánimo o a veces simplemente porque sí, y hemos podido comprobar que el papel consigue lo que muchas veces no logra ni nuestra voz ni un regalo. Un papelillo con una frase especial o con un agradecimiento sincero puede hacer que se sientan especiales, muy queridos y que toda nuestra casa se invada de positivismo y de espíritu de cooperación. Y lo mejor es que es un ejercicio de ida y vuelta. Cuando los niños se acostumbran a escribir estos mensajes mágicos somos nosotros los que podemos disfrutar del poder que tienen los mensajes amables.

Sin embargo, lo que tal vez nos haya llamado más la atención últimamente es la fuerza que el papel tiene también con los niños para desenredar nudos emocionales, para encontrar la vía de escape de emociones como la rabia, el enfado o la frustración y, sobretodo, para pedir perdón. Aprendimos en un curso de escritura para autoconocimiento que la escritura limpia la mente y da serenidad. Y es cierto, los mensajes no sólo son una herramienta para que nuestros hijos puedan acostumbrarse a decir lo siento o a pedir perdón; son un recurso muy valioso cuando están en medio de un enfado monumental y no saben cómo salir de él. A veces escribir rápido lo que les pasa por la cabeza, dejando fluir la rabia y el enfado, es suficiente para que se desbloqueen y las aguas vuelvan a su cauce.

Para nosotros, padres imperfectos, los mensajes también pueden ser una manera de reconocer que nos hemos equivocado, que pedimos perdón y que levantamos el hacha de guerra para sentarnos a encontrar una solución.

Os dejamos a continuación algunos de los tipos de mensajes que más utilizamos en casa. No es una lista única, ni mucho menos. Y, sobretodo, no es perfecta; porque esta es la idea fundamental que queremos transmitir sobre este tipo de mensajes, que no tienen que ser perfectos. Son solo pequeños trozos de papel (post it, servilletas, folios reciclados) con frases sinceras.

LoveULove U2

Mensajes especiales. Son el primer tipo de mensajes que comenzamos a utilizar en casa. Llegaron a nosotros como un ejercicio de Mindfulness para niños y los incorporamos rápidamente a nuestra tribu. Son mensajes cortos y directos con una frase que les haga sentir muy especiales, tipo “te quiero”, “eres mi jedai favorito” “tienes un corazón grandísimo” o “me encantó como bailaste ayer”. Mensajes que les proporcionan felicidad, les hacen revivir momentos bonitos o les fortalecen su autoestima.

Si además escondéis estos mensajes en algún lugar que solo ellos pueden encontrar (debajo de la almohada, en el pan de la cena o bollito del desayuno, dentro de la zapatilla de deporte o en el cesto de las gomas del pelo) se sentirán únicos dentro de su tribu.

Building team

Mensajes de gratitud & Team Building. ¿Cuántas veces nos os apetecería dar las gracias a vuestros hijos por algo que hayan hecho o hayan dicho? ¿Y por qué no hacerlo con un mensaje de “gracias” en la puerta de su habitación o encima de plato de la cena? Cuando nos esforzamos en descubrir aquello positivo que nuestros hijos han aportado a la familia y les damos las gracias por ello conseguimos un doble objetivo. Al tomar conciencia de lo que nuestros hijos han aportado a la tribu nos sentiremos sin duda mucho más felices; y además despertaremos en los enanos una verdadera conciencia de equipo que hará que quieran continuar cooperando en esa línea.

Recuerdo un mensaje que colgué en la puerta hace algunas semanas. Era viernes por la mañana y papá (que es el que se encarga del equipo por las mañanas) llevaba de viaje más de 8 días. La semana había ido sobre ruedas, entre otras cosas, gracias a lo que ellos habían colaborado. Sin embargo, el cansancio de la semana ya se dejaba notar y yo tenía que llegar muy temprano a mi trabajo. Era previsible que mi estrés y su cansancio fueran a chochar esa mañana. Un simple cartel colgado en la puerta del dormitorio al despertarse desbloqueó la situación, y les dio más fuerzas, energía y ganas por hacer las cosas bien que ningún otro regalo en el mundo. El cartel decía: Gracias por haberme ayudado tanto esta semana sin papá. Me encanta cuando somos un gran equipo. Muac, muac y requetemuac. Ahí estaba, el poder de motivación de veinte palabras.

Sorry

Mensajes para pedir perdón. Algunas veces a los mayores también nos cuesta reconocer que nos hemos equivocado, o simplemente nos damos cuenta de que hemos perdido los papeles cuando la discusión ya ha pasado hace horas y estamos dándole vueltas al día en la cama. Otras veces sabemos por el tipo de discusión que hemos tenido que si atravesamos el umbral de la puerta del dormitorio de nuestros hijos ellos percibirán el gesto como una “brecha” para reanudar la pelea. Sea cual fuere el motivo, cuando el perdón dicho de palabra no ha podido ser siempre tenemos el papel. Un trocillo de folio diciendo “Lo siento mucho, no estoy contento con lo que he hecho” metido por debajo de la puerta de su dormitorio les enseñará que cuando uno se equivoca hay mil maneras para pedir perdón.

Rabia

Mensajes para decir que estoy enfadado o disgustado. Este tipo de mensajes les hará más dueños de sus sentimientos, les permitirá canalizar su rabia, su frustración o su estrés sin estar pendientes de lo que ese sentimiento provoca en los demás. Y a nosotros también.

Empezamos a utilizar estos mensajes cuando estaban enfrascados en una de esas discusiones en las que objetivamente sus sentimientos les impedían dialogar con nosotros. Después de la discusión les dejábamos en algún sitio visible un papel en el que se leían cosas tipo “Estoy enfadada. No me ha gustado vuestro comportamiento con mis amigos”. Poco a poco la tribu ha ido interiorizando que la escritura también vale para ganar calma y serenidad y lo ha ido incorporando a su manera de expresar sentimientos. Al principio puede que os choque ver un papel pegado en la puerta de su dormitorio, con tachones, arrugado, escrito muy rápido, con faltas de ortografía y palabras contundentes. Sin embargo, percibiréis la magia del papel de la que os hablamos cuando comprobéis que una vez que escriben el mensaje se quedan tan tranquilos y salen por la puerta con un talante completamente diferente.

Si tenéis niños pequeños que todavía no saben leer o escribir no renunciéis al poder de los mensajes; sustituid la escritura por dibujos que ellos puedan entender y su ilusión será la misma. Y si en vuestra casa hay adolescentes o niños no tan niños no os dejéis llevar por las apariencias y probad con un mensaje sorpresa de “te quiero” o “estoy orgulloso de tí”. Descubriréis que al igual que a nosotros nos encantaría que nuestra pareja nos sorprendiese con uno de estos mensajes en el bollito del desayuno a ellos también les gusta esta sensación de sentirse muy especiales. A partir de ahí ¿quien dice que no podáis incorporar las nuevas tecnologías en vuestros mensajes para pedirles perdón o decirles que estáis enfadados?

¿Y vosotros? ¿Utilizáis los mensajes? Nos encantará que nos contéis otras formas de utilizarlos.

Sed muy felices!

5 actividades para descubrir Nueva York desde el salón de casa


Tittle

Si creéis que viajar con niños a otros países es ayudarles a crecer en diversidad.  Si creéis que cuando descubrimos con nuestros hijos otros pueblos y les trasmitimos respeto y cariño por sus tradiciones fomentamos su capacidad para empatizar con otras culturas;  o si simplemente queréis pasar un rato divertido en familia, os proponemos que dejéis volar vuestra imaginación y os unáis a nuestro viaje a Nueva York desde el salón de vuestras casas.

Aterrizaremos en el helipuerto del Empire State, nos daremos un buen paseo por 5th Avenue, disfrutaremos de un brunch en Central Park, construiremos nuestro propio rascacielos y asistiremos a 5 minutos de un clásico de Broadway. Y para sentirnos como auténticos americanos produciremos nuestra propia película ¿Os apuntáis?

Pues id preparando en vuestras maletas un poco de cinta aislante negra, un paquete de espaguetis, nubes de azúcar, muchas banderas de USA, un móvil y mucha ilusión.

 New York6

Un viaje tiene que comenzar con ilusión. Y para despertarla nada mejor que volar en avión a un sitio desconocido. Las persianas, cerradas a cal y canto durante el trayecto, se levantan poco a poco y dejan ver la silueta de dos grandes rascacielos (que podéis dibujar en la ventana con cinta aislante negra) cubiertos por una guirnalda de banderas con estrellas que nos resulta muy conocida (la vemos en el cole, en la comida que traemos a casa, en nuestra ropa, ….) pero que todavía no acertamos a saber de dónde es. Y suena The Star-Spangled Banner, el himno nacional (nos encanta la versión de Whitney Houston). Y la azafata (o sea, mamá) dice ¡Welcome to New York!,

New York 1

Para conocer la ciudad nada mejor que un paseo virtual a través de una App de storytelling que nos permitirá pasear por la gran manzana desde una perspectiva 360º simplemente moviendo nuestro i-pad. Si todavía no conocéis la App gratuita Vrse esta es vuestra oportunidad. Su Walking New York nos pareció a todos simplemente alucinante.

New York 2

Aprovechando la temática de Manhattan os lanzamos un reto que desafiará vuestra creatividad y vuestra capacidad de innovar. ¿Hasta dónde puede llegar un rascacielos hecho con espaguetis y nubes? Un divertido juego de pesos, contrapesos, concentración y mucha cooperación entre hermanos que seguro que os hará pasar algunas risas en familia.

New York 3

¿A qué niño no le gustaría unir el desayuno y el almuerzo en una sola comida a base de tortitas con chocolate, huevos, bacon, bollos, frutas y zumos? El brunch será una de las experiencias favoritas de los niños en Nueva York. Y si además lo servís con vasos y platos con banderas, al estilo pic-nic del 4 de julio en Central Park, pedirán institucionalizarlo como la comida oficial de los domingos seguro.

Nueva York 4

En una escapada a Nueva York no podía faltar ver un musical en Broadway. Y, ya puestos a elegir, pues elegimos un gran clásico de los clásicos: un video de youtube de Fred Astaire y Ginger Rogers. Muy curioso ver como la generación del 4D se queda boquiabierta con un video en blanco y negro.

New York5

USA no sería USA sin una de sus grandes industrias, el cine. Así que no nos podíamos venir de nuestro viaje a Nueva York sin haber producido nuestra propia película. Lo hicimos de la mano de un libro maravilloso llamado Nueva York en Pijarama, un libro de imágenes que cobran movimiento. Un libro basado en la antigua técnica de animación llamada ombro-cinema que nos permite descubrir el tráfico, la multitud y las luces de Nueva York como si creásemos nuestra propia película. Os dejamos aquí un video muy cortito para que os hagáis una idea.

Probad a grabar a los niños leyéndolo y moviendo las imágenes al mismo tiempo, y ya veréis como sienten que han creado su propia película como se hacía antiguamente.

¡Ojala crucemos el charco alguna vez con nuestros hijos! Mientras tanto, dejemos volar nuestra imaginación juntos y disfrutemos del viaje.

¡Feliz Semana Santa!

Masterchef día del padre


Tittle

Entre que nuestra tribu ha cogido gustillo a esto de las manualidades, que se les ha despertado una conciencia recycling que les hace ver posibilidades infinitas ante un cartón viejo, y que cada uno de los tres quiere mantener su autoestima bien alta exponiendo todas sus creaciones en paredes y estanterías, en casa ya nos va faltando espacio para lucir tanta creación artística.

Por eso este año hemos pensado sorprender a papá el día del padre con un regalazo que le emocionará, le hará caerse de la silla de orgullo y que, para fortuna de las estanterías del salón, no habrá que exhibir después. Este año el regalo va a ser un Masterchef en toda regla. Los niños sorprenderán a papá con un menú especial elaborado 100% por ellos. ¿Os apuntáis?

Menu 2

Masterchef7

El menú que hemos elegido para homenajear a los papas está compuesto de: Dip de cebolla con nachos y crudités, espuma de melón con sal de jamón, piruletas sorpresa, falsas milhojas de sobaos y salmón y, de postre, milhojas verdaderas de frambuesa. ¿A qué es bastante pintón? Como diría Cocotteminute (un blog fresco, divertido y muy práctico sobre cocina que os va a salvar de más de una cena con amigos y del que salen la mayoría de las recetas de hoy) es un menú muy cocotte y muy minute, que convertirá a los niños en auténticos glamcookers.

Y lo mejor es que, salga bueno o no, será una gran oportunidad para que los niños demuestren a quien más quieren cuanto han trabajado la autonomía y la responsabilidad este año; tanto como para hacerse cargo de una comida tan especial como la comida del día del padre.

El menú está ideado para que lo puedan hacer los niños solos supervisados por un adulto (Se necesita utilizar batidora y horno, y dependiendo de la edad de los niños puede que los ingredientes tengáis que dárselos ya troceados). Nosotros aprovechamos el pasado fin de semana que el papi estaba fuera para hacer un ensayo general y la preparación nos llevó una hora aproximadamente.  El tiempo de emplatado con unos hijos tan artísticos como los nuestros ya fue otro cantar 🙂

Os dejamos las recetas a continuación. Esperamos que os animéis a probarlas,  que saquéis vuestras mejores galas para lucir las creaciones de vuestros pequeños y, sobretodo, que viváis un auténtico Masterchef de risas, pasión, tensión, nervios y más risas con ellos en la cocina.

A los papás os deseamos que con este gran menú o con una bonita manualidad os pongáis muy grandes de orgullo al ver lo que vuestros hijos os han preparado ¡Feliz día del padre!

Masterchef2

DIP DE CEBOLLA con CRUDITÉS y NACHOS (by nuestra amiga Pilar). Se trata de algo tan simple como remover dos yogures griegos con medio sobre de sopa de cebolla y ¡Listo! A disfrutar con unos nachos, con plátano frito o unos crudités de verduras. ¡No sabéis lo buenísimo que está! (El dip queda mejor si lo hacéis un par de horas antes o incluso el día anterior y luego lo conserváis en el frigorífico).

Masterchef2a

ESPUMA DE MELÓN CON SAL DE JAMÓN. Esta receta es un clásico en nuestras comidas de veranos con amigos. Para la espuma necesitáis un melón (pelado, sin pepitas y troceado), 100 ml de aceite de oliva virgen extra, sal y un buen manojo de albahaca fresca. Lo batís todo muy bien durante unos minutos y ¡otra cosa lista!

Nosotros solemos servirlo en copas de coctel con unas escamas de jamón por encima. Para hacer las escamas simplemente deshidratamos el jamón al microondas (retiramos la parte blanca y lo calentamos a máxima potencia, poco a poco y en varias veces, hasta que está crujiente). Luego machacamos el jamón en un mortero para obtener pequeñas escamas de sal de jamón.

Ya veréis como a los niños este proceso les resulta muy curioso y querrán probar el jamón deshidratado.

Piruleta1

Piruleta2

PIRULETAS SORPRESA. Utilizamos la receta de Cocotteminute y la versionamos un poquito. Hicimos algunas piruletas de brie con mermelada, como veis en la receta original, y otras con salchichas (de las pequeñitas que vienen en bote) y un poquito de kétchup. ¡A los niños les encantaron las de salchichas!

Podéis encontrar la receta aquí.

Masterchef3

FALSAS MILHOJAS DE SOBAOS CON SALMÓN Otra receta que cuando probéis repetís seguro. Necesitáis 2 sobaos de mantequilla (de los grandes), salmón ahumado, 2 cucharadas de mostaza a la antigua en grano, un yogur natural, una cucharada de miel, sal y aceite de oliva virgen extra. Tan sólo tenéis que cortar lonchitas finas de sobaos e ir montando una falsa milhoja intercalando una capa de sobao y otra de salmón, finalizando con una capa de salmón. La milhoja se sirve con una salsa a la mostaza antigua que podéis preparar batiendo las 2 cucharadas de mostaza, el yogur, la cucharada de miel, la sal y aceite de oliva virgen extra. Nosotros decimos que es una receta tipo LEGO porque a los niños les suele salir mejor el montaje de este tipo de platos que a un adulto.

Masterchef 8

VERDADERAS MILHOJAS DE FRAMBUESA De nuevo versionamos otra maravillosa receta de Cocotteminute y sustituimos la pasta para empanadillas won-ton por una pasta brick, y la nata casera por nata de bote, que aunque está menos rica da muchísimo juego con los niños.

Podéis encontrar la receta aquí.

PD: Gracias a Cocotteminute, por tu tiempo y la ilusión con la que nos conviertes en glamcookers (y nos salvas más de una cena de amigos); y muchíiiiisimas gracias a Pilar, por descubrirnos a Cocotte y otras mil cosas más.

 

¿Les hablamos de tecnología o de sexo?


For tittle

Technology is the new sex. Esa es la conclusión a la que hemos llegado como padres de tres nativos digitales (así es como se llama a la generación de nuestros hijos) que han pedido una tablet, un smartwach y un móvil antes de manifestar inquietud alguna por saber de dónde vienen los niños.

Nosotros pensábamos que la primera charla seria con nuestros hijos iba a ir de sexo, amor y vida, y que iba a tener lugar cuando nos preguntasen ¿De dónde vienen los niños? No teníamos ni idea de que íbamos a tener que hablar de Instagram, de Facebook, de Youtube y de Wassap, con todo lo que ello conlleva, a niños que no tienen la madurez suficiente para entender el milagro de la vida. Pero por mucho que nuestros hijos nos parezcan pequeños todavía para hablar de intimidad, del derecho a la propia imagen y de los peligros de las redes sociales, lo cierto es que no podemos aislarles en una burbuja tecnológica hasta que tengan la madurez suficiente para entender todo eso. No creemos que tenga mucho sentido cuando estamos hablando de niños cuyas fotos fueron publicadas en las redes sociales a las pocas horas de nacer, que estudian con el i-pad, escuchan villancicos en spotify y ven Heidi en Youtube.

Technology1

Que nos tenemos que sentar a hablar con nuestros hijos de tecnología pronto y a menudo es una realidad. La misma realidad a la que nuestros padres hicieron frente cuando nos hablaron de sexo. Y tal vez por eso podamos recuperar los valores que nuestros padres nos transmitieron entonces para hablarles hoy a nuestros hijos de tecnología y, por qué no, también de sexo (que es lo que tiene la generación de los nativos digitales, que tienen las mismas dudas existenciales sobre la cigüeña que nosotros). Si lo pensáis, seguro que vuestros padres os hablaron de respeto, de la importancia de ser uno mismo, de no imitar a los demás y de las consecuencias del sexo. ¿No es acaso eso mismo lo que les queremos trasladar a nuestros hijos cuando hablamos de tecnología?

Nosotros hemos intentado recuperar esos valores en una regla muy sencilla con la que pudiéramos hablar poco a poco con nuestros hijos de sexo y de tecnología. La hemos llamado la regla de las 3C: Con tu corazón, con tu cuerpo y con tu cabeza.

Technology2

Cuando les decimos que las redes sociales hay que utilizarlas CON EL CORAZÓN les queremos decir que detrás de Instagram, de Facebook o de Wassap hay una persona real, con sentimientos, y a la que cualquier comentario desafortunado, burla, foto robada o broma puede hacer mucho daño. También les queremos decir que las cosas importantes de la vida, las que afectan al corazón de los demás, hay que decirlas hablando; y, si puede ser, cara a cara e invitando a un café.

Technology3

Con la regla CON TU CUERPO queremos decirles a nuestros hijos que hay que disfrutar de cada momento de la vida al máximo. Sí, vivir el momento, pero vivirlo de verdad y no para que nuestros amigos de Facebook o de IG vean que lo hemos vivido.

Queremos animarles a que escalen montañas, viajen a países exóticos, bailen, vivan experiencias con amigos y se enamoren; que saquen fotos de esos mágicos momentos y lugares y, si quieren, los compartan con sus amigos. Pero que vivan cada una de esas experiencias de verdad, y no para tener un estado más en Facebook o algunos likes más en IG.

Queremos que nuestros hijos no estén tan pendientes de captar con sus cámaras cada momento de sus vidas y luego postearlo que se olviden de vivir el momento. Y, sobretodo, queremos que nuestros hijos vivan su momento y sus vidas, y no la experiencia o el momento que en cada temporada se lleve en las redes sociales.

Technology4

Y, finalmente, con la última C, la de CON CABEZA, queremos recuperar el famoso “cuidadín” con el que nuestros padres nos sermoneaban y que ahora, en tecnología, se llama “Think before you post”.

Las redes sociales dejan huella. Y ya hoy en día las empresas de selección obtienen más datos del perfil del candidato por la información de las redes sociales que por el curriculum. ¿Quiere esto decir que es mejor no publicar nada? Para nuestros hijos eso es tanto como volverse invisibles y aislarse del mundo. Lograr trasmitirles el punto de  equilibrio aquí es una de las cuestiones más complicadas de las tecnologías.

Hay una enseñanza sufí llamada las 3 puertas que dice que antes de hablar los niños deben preguntarse 3 cosas: ¿Es verdad? ¿Es necesario? ¿Es amable? Tal vez pueda servirnos como guía para encontrar ese punto de equilibrio que muchas veces nos falla incluso a los padres.

Esperamos que la regla de las 3 C os pueda ser útil. Nos encantará que nos hagáis llegar otras que os estén funcionando con vuestros hijos.

¡Feliz fin de semana a todos!

PD: Para los que todavía tengáis por delante la tarea de explicar a vuestros hijos de dónde vienen los niños os recomendamos el divertido libro “Mamá puso un huevo”.