Mañana habrá mil diferencias


Tittle1

¡Somos más de 1.000! Ya sois más de 1.000 personas las que os habéis unido a nuestro proyecto a través de Facebook.

¿Sabéis que significa para nosotros esto? Significa que podemos cambiar el mundo; que si cada uno de nosotros hace algo hoy por marcar una pequeña diferencia mañana habrá 1.000 diferencias en el mundo.

Significa que si hoy cada uno de nosotros le regala una botella de leche a alguien que lo necesita al final del día habrá 1.000 botellas en el mundo saciando la sed de un pobre. Si mañana cada uno de nosotros abraza a quien lo está pasando mal habrá 1.000 personas recibiendo calor y afecto en el mundo. Si pasado mañana cada uno de nosotros se sienta con sus hijos a explicarles que el matrimonio forzoso de niñas menores de edad es una realidad en países de nuestro entorno habrá más de 1.000 niños conscientes de la vulneración de derechos de la infancia en el planeta.

¿No es grande lo que podemos llegar a construir?

Para nosotros ser más de 1.000 significa esto:

¿Qué cosas te mueven a ti? ¿Qué mueve tu corazón? ¿Qué te hace levantarte de la silla y empujar el árbol? ¿Cuánto tiempo hace que no lo empujas?

Si al final de la vida vamos a hacer algo que marque la diferencia ¿Por qué no empezar hoy? ¿Por qué no aprovechar los meses de verano para salir de nuestra zona de confort y marcar la diferencia? ¿Hay algo en tu casa que si arreglas, pintas o decoras con tus hijos podría llenar de ilusión a alguien que lo necesita más que tú? ¿Hay algún libro en tu estantería que crees que todos los niños tendrían derecho a leer? ¿Hay una receta nueva que quieras probar con tus peques y que podría ser la cena de otra familia?

Retémonos a vivir un verano de experiencias que nos permitan sentir que aportamos y que importamos, que podemos cambiar el mundo por pequeña que sea la diferencia. Al fin y al cabo, la felicidad, la nuestra y la de los demás, no es algo que se busque y se encuentre; la felicidad se construye.

Tu botella de leche, tu abrazo y tu protesta se unirán a mi botella de leche, mi abrazo y mi protesta. Y las botellas de tus hijos a las de los míos. Y entonces ya no seremos 1.000, sino 2.000, 3.000 o quién sabe.

¿Empujamos el árbol juntos?

gracias

 

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s