¿Les hablamos de tecnología o de sexo?


For tittle

Technology is the new sex. Esa es la conclusión a la que hemos llegado como padres de tres nativos digitales (así es como se llama a la generación de nuestros hijos) que han pedido una tablet, un smartwach y un móvil antes de manifestar inquietud alguna por saber de dónde vienen los niños.

Nosotros pensábamos que la primera charla seria con nuestros hijos iba a ir de sexo, amor y vida, y que iba a tener lugar cuando nos preguntasen ¿De dónde vienen los niños? No teníamos ni idea de que íbamos a tener que hablar de Instagram, de Facebook, de Youtube y de Wassap, con todo lo que ello conlleva, a niños que no tienen la madurez suficiente para entender el milagro de la vida. Pero por mucho que nuestros hijos nos parezcan pequeños todavía para hablar de intimidad, del derecho a la propia imagen y de los peligros de las redes sociales, lo cierto es que no podemos aislarles en una burbuja tecnológica hasta que tengan la madurez suficiente para entender todo eso. No creemos que tenga mucho sentido cuando estamos hablando de niños cuyas fotos fueron publicadas en las redes sociales a las pocas horas de nacer, que estudian con el i-pad, escuchan villancicos en spotify y ven Heidi en Youtube.

Technology1

Que nos tenemos que sentar a hablar con nuestros hijos de tecnología pronto y a menudo es una realidad. La misma realidad a la que nuestros padres hicieron frente cuando nos hablaron de sexo. Y tal vez por eso podamos recuperar los valores que nuestros padres nos transmitieron entonces para hablarles hoy a nuestros hijos de tecnología y, por qué no, también de sexo (que es lo que tiene la generación de los nativos digitales, que tienen las mismas dudas existenciales sobre la cigüeña que nosotros). Si lo pensáis, seguro que vuestros padres os hablaron de respeto, de la importancia de ser uno mismo, de no imitar a los demás y de las consecuencias del sexo. ¿No es acaso eso mismo lo que les queremos trasladar a nuestros hijos cuando hablamos de tecnología?

Nosotros hemos intentado recuperar esos valores en una regla muy sencilla con la que pudiéramos hablar poco a poco con nuestros hijos de sexo y de tecnología. La hemos llamado la regla de las 3C: Con tu corazón, con tu cuerpo y con tu cabeza.

Technology2

Cuando les decimos que las redes sociales hay que utilizarlas CON EL CORAZÓN les queremos decir que detrás de Instagram, de Facebook o de Wassap hay una persona real, con sentimientos, y a la que cualquier comentario desafortunado, burla, foto robada o broma puede hacer mucho daño. También les queremos decir que las cosas importantes de la vida, las que afectan al corazón de los demás, hay que decirlas hablando; y, si puede ser, cara a cara e invitando a un café.

Technology3

Con la regla CON TU CUERPO queremos decirles a nuestros hijos que hay que disfrutar de cada momento de la vida al máximo. Sí, vivir el momento, pero vivirlo de verdad y no para que nuestros amigos de Facebook o de IG vean que lo hemos vivido.

Queremos animarles a que escalen montañas, viajen a países exóticos, bailen, vivan experiencias con amigos y se enamoren; que saquen fotos de esos mágicos momentos y lugares y, si quieren, los compartan con sus amigos. Pero que vivan cada una de esas experiencias de verdad, y no para tener un estado más en Facebook o algunos likes más en IG.

Queremos que nuestros hijos no estén tan pendientes de captar con sus cámaras cada momento de sus vidas y luego postearlo que se olviden de vivir el momento. Y, sobretodo, queremos que nuestros hijos vivan su momento y sus vidas, y no la experiencia o el momento que en cada temporada se lleve en las redes sociales.

Technology4

Y, finalmente, con la última C, la de CON CABEZA, queremos recuperar el famoso “cuidadín” con el que nuestros padres nos sermoneaban y que ahora, en tecnología, se llama “Think before you post”.

Las redes sociales dejan huella. Y ya hoy en día las empresas de selección obtienen más datos del perfil del candidato por la información de las redes sociales que por el curriculum. ¿Quiere esto decir que es mejor no publicar nada? Para nuestros hijos eso es tanto como volverse invisibles y aislarse del mundo. Lograr trasmitirles el punto de  equilibrio aquí es una de las cuestiones más complicadas de las tecnologías.

Hay una enseñanza sufí llamada las 3 puertas que dice que antes de hablar los niños deben preguntarse 3 cosas: ¿Es verdad? ¿Es necesario? ¿Es amable? Tal vez pueda servirnos como guía para encontrar ese punto de equilibrio que muchas veces nos falla incluso a los padres.

Esperamos que la regla de las 3 C os pueda ser útil. Nos encantará que nos hagáis llegar otras que os estén funcionando con vuestros hijos.

¡Feliz fin de semana a todos!

PD: Para los que todavía tengáis por delante la tarea de explicar a vuestros hijos de dónde vienen los niños os recomendamos el divertido libro “Mamá puso un huevo”.

 

2 comentarios en “¿Les hablamos de tecnología o de sexo?

  1. “las cosas importantes de la vida, las que afectan al corazón de los demás, hay que decirlas hablando; y, si puede ser, cara a cara e invitando a un café.” Cuanta razón tienes! 👍🏻

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s