Tu hijo tiene talento


Tittle

Erase una vez un padre pobre, muy pobre, que tan sólo tenía una moneda ahorrada. Tenía claro en lo que la quería gastar, en la educación de su hijo. Pensó en aquello con lo que su hijo pudiese ganarse bien la vida, aquello en lo que su hijo destacaba, aquello que se le daba bien;  y no encontró nada especial. Entonces pensó en aquello con lo que su hijo disfrutaba, aquello con lo que se podía entretener horas y horas,  y la imagen de su hijo con un folio y un lápiz en la mano inventando historias le vino a la mente. Esperó a que viniesen las notas del colegio. Lengua era la mejor nota. Entonces le preguntó a su hijo “¿Por qué crees que sacas mejores notas en lengua que en matemáticas?” . Su hijo no lo dudó “Porque me gusta más, papá”. El padre decidió entonces invertir su única moneda en clases de escritura para su hijo que, a partir de ese momento, se sumergía cada sábado en un mundo de fantasía e ilusión.

Talento 2

Talento 3

Erase una vez otro padre, también pobre, muy pobre, que también decidió gastar su única moneda ahorrada en la educación de su hijo. No dudó ni un instante en que las matemáticas eran aquello que más le ayudaría en el futuro a ganarse la vida, lo que le garantizaría un buen puesto de trabajo. Las notas del segundo cuatrimestre se lo confirmaron, su hijo estaba muy lejos de traer el ansiado sobresaliente en matemáticas. Así que decidió invertir su única moneda en clases extraescolares de matemáticas dos días en semana que, evidentemente, dieron su fruto. El niño paso de ser regular a ser bueno en matemáticas. Si después consiguió o no un buen trabajo o si le gusta o no lo que hace es algo que os dejamos imaginar a vosotros.

¿Y el niño de la primera historia? ¿Qué pasó con él? Pues nunca obtuvo sobresaliente en matemáticas. Las fue aprobando con mucho esfuerzo y constancia, como hay que superar todas las obligaciones de esta vida. Sin embargo, desarrolló su talento para la escritura, lo que le llevó a trabajar en aquello que más le gustaba y a ser extraordinario en su ámbito profesional.

Talento 6Como padres, llevamos tiempo dándole vueltas a esta historia. Nuestros niños crecen y las notas escolares van cobrando cada vez más importancia en casa; y si bien somos tan afortunados que disponemos de más de una moneda que emplear en su educación lo cierto es que nuestro tiempo y el de ellos es un recurso limitado. ¿Dónde invertimos entonces la moneda?.

Talento 8

Y si al final decidimos apostar por aquello que les diferencia del resto ¿cómo saber identificar eso que les hace únicos?,  ¿tienen nuestros hijos talento?

Las pasadas navidades decidimos resistir el impulso inicial de empezar a leer las notas escolares por las más bajas (son muchos años de cultura heredada en búsqueda del fallo en lugar del logro) y nos paramos a pensar si en esas notas podíamos detectar ya algún talento. Le preguntamos a la mayor de nuestros hijos por qué creía que había sacado mejores notas en esto que en aquello y rápidamente nos contesto “Porque me gusta más” . ¡Ahí estaba! De hecho había estado siempre ahí, delante de nuestras narices: El talento.

Detrás de cualquier niño normal que hace cosas normales y aparentemente no destaca por nada siempre hay algo que le gusta hacer en sus ratos libres, algo que le distingue claramente de sus hermanos y le hace feliz. ¡Eso es el talento!

Puede que dentro de unos años se apasione por otras cosas o que la vida le lleve por otro camino pero, de momento, en nuestra hija, como en todos los niños, hay algo que le hace saltar la chispa, que le apasiona y que le gusta compartir con los demás.

Y entonces, como padres, ¿Dónde invertimos la moneda?

5 comentarios en “Tu hijo tiene talento

  1. Claro! Me recuerda un poco al ejemplo de pedir a un perro que vuele y a un pez que corra porque se sentirán frustrados. Todos tenemos algún talento, solo hay que saber cuál y dejar que se desarrolle.

  2. qué bueno!!! es verdad que la inmensa mayorîa de padres se preokupan porque saquen mejores notas y no por desarrollar aquello en lo que ya sacan buenas notas

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s