Tintoreros, pura magia


tittle

Uno de nuestros proyectos más bonitos es #oficios, un proyecto con el que queremos que los niños conozcan los antiguos oficios y puedan pasar una tarde divertida experimentando con técnicas milenarias que se han ido transmitiendo generación tras generación. Hoy queremos recuperar este proyecto con un oficio que es pura magia y que, además de tenderles un puente a otras culturas, les convertirá en brujas y magos del bosque por una tarde.

tinte 4

tinte5

El otoño, su luz y la magia que desprende el campo en esta época del año nos recuerdan a las brujas del bosque, con sus calderos hirviendo y sus pócimas. Y hay un oficio que tiene mucho de eso; de magia, de brujería, de ollas hirviendo y plantas naturales que al cocer tiñen los paños, de palos removiendo las pócimas y de hechizos o reacciones químicas que hacen que el color quede fijado al lino. Elegimos hoy el oficio de los tintoreros, un oficio ancestral que hará sentirse a los niños verdaderos magos en una noche de Halloween.

La técnica de los tintoreros es pura magia: ingredientes secretos en ollas hirviendo, mordientes, un conjuro y, como resultado, paños de brillantes colores.

Especias 1

Curcuma

Cortezas

Los ingredientes de nuestra pócima secreta son frutas, cortezas del bosque y especias de colores brillantes. Así nuestros pequeños aprendices de brujo podrán apuntar en sus libros de magia que se puede teñir tanto con frutas y raíces, como lo hacen los antiguos hechiceros de las montañas andinas, o con especias, como llevan siglos haciéndolo en la India.

Como buenas brujas, no podrán faltar en nuestra cesta: arándanos, que teñirán el lino de azul; frambuesas, que convertirán el blanco en un precioso rosa; cortezas de árbol y cáscaras de cebolla, que tintarán el paño de un otoñal color dorado; y cúrcuma, con su característico color mostaza. Dicen los antiguos libros de magia que “si de las frutas todo el poder colorante quieres extraer machacarlas antes has de hacer, mientras que las cortezas y cebollas directamente puedes poner a cocer”.

tinte6

tinte3

Elegidos los ingredientes mágicos habrá que ponerlos a cocer en cuatro calderos diferentes con abundante agua durante un largo rato, removiendo cada caldero con un palo o una cuchara cada cierto tiempo. Los libros de brujas experimentadas dicen que la pócima debe estar cociendo dos horas, pero como nuestros magos son aprendices y les cuesta esperar tanto tiempo sólo lo dejamos cociendo media hora. Terminada la cocción hay que colar el agua y volcarlo en un bol grande u otra cacerola mientras los pequeños magos recitan “Viento del norte, viento del sur, colorea el agua y devuélvele su luz”. Por arte de magia ¡el agua aparecerá coloreada!

Entonces llega la parte fundamental del hechizo, en la que los magos y brujas fabricarán su propio mordiente natural con cuatro cucharadas de sal común y un buen chorro de vinagre. Al mezclar y remover estos ingredientes con el agua ocurrirá de nuevo la magia: el mordiente intensificará el color de nuestra pócima y, en algunos casos, ocurrirá una preciosa reacción química que cambiará el color del agua. Además, hará que el color se fije al paño y no se pierda en posteriores lavados.

paños1

Y llega el momento final, en el que las brujas elegirán el paño que quieren colorear y lo sumergirán en el caldero con agua coloreada, asegurándose de que todo el paño queda hundido, y removiendo bien a la vez que recitan “Viento del norte, viento del sur, da al paño la fuerza de un dragón, la luz de una mariposa y el color de un camaleón

Esta parte del proceso es preciosa para enseñárseles a los niños otro de los secretos de los antiguos tintoreros: el valor de los tejidos. Las fibras naturales como el lino, el algodón, la seda o la lana servirán para nuestra pócima, mientras que las fibras sintéticas rechazaran el tinte (Nosotros utilizamos servilletas de lino blanco, para que los jóvenes aprendices pudieran experimentar con los colores y luego pudiésemos todos disfrutar y acordarnos de las pócimas en las cenas).

Este mágico oficio de los tintoreros os transportará a otras culturas, a un mundo lleno de estímulos y magia en el que los niños podrán experimentar con todos los colores que les ofrece la naturaleza al tiempo que se convierten en brujas y magos del bosque.

¡Feliz noche de Halloween brujos y brujas!

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s