Halloween 3 en raya (con Jumping Clay)


Tittle

¿Sabéis que es el Jumping Clay? Si aún no habéis descubierto este nuevo material con vuestra tribu os animamos a darles una sorpresa a vuestros hijos. ¡Seguro que les va a parecer el material más molón del mundo!

El jumping clay es una arcilla de colores que cuando se seca bota. Un material tan fácil de trabajar como la plastilina que endurece sin necesidad de otros productos u horneado y que, por arte de magia, bota cuando está seco. Además, no se agrieta cuando se seca y huele fenomenal.

jumping clay fantasmas_2

jumping clay 1

jumping clay brujas

Aprovechando la ilusión que los enanos tienen ahora por Halloween hemos querido recuperar uno de los juegos de toda la vida, el 3 en raya, y “reeditarlo” en casa con figuritas de mucho “susto”.

A los niños les encantará, porque es uno de estos juegos imperfectos o poco acabados que ellos mismos pueden hacer y que luego pueden llevarse de viaje, al patio del cole o a los restaurantes para jugar mientras esperan a que los mayores terminen su aburrida “sobremesa”.

How to

Nosotros hemos utilizado:

  • Jumping clay de colores naranja, blanco y negro.
  • Una caja metálica (la nuestra es de Tiger).
  • Washi tape o cinta aislante negra.

La elaboración es muy sencilla. Tan sólo tenéis que elegir una caja metálica que sirva de tablero y a la vez permita guardar las figuritas y moldear figuras del mismo alto (o menos) de la caja. Luego sólo tenéis que dejar que los pequeños artesanos entren en acción y fabriquen las figuras de sus equipos: Un batallón de calabazas, fantasmas, sombreros de bruja y fantasmitas, o lo que a ellos les guste.

Para convertir la caja en tablero podéis cruzar bandas de washi tape o cinta aislante negra en sentido horizontal y vertical, y así crear las posiciones de las figuras de juego.

jumping clay 3 raya 1

jumping clay touching

jumping clay 3 raya 2

Nos encanta este material porque desarrolla la creatividad y la imaginación, permite a los niños experimentar con dimensiones 3D, mejora la coordinación y la psicomotricidad fina y, sobretodo, porque al ser tan fácil de manejar es un material apto para todas las edades con el que niños de distintas edades pueden pasar un rato divertido juntos. Veréis en la foto que tenemos tanto fantasmas reconocibles como una especie de muñequillos blancos delgaduchos que la enana de la tribu hizo con sus manitas ¿A qué todos ellos son preciosos?

El jumping clay lo teneis disponible en colores básicos que pueden mezclarse entre sí, por lo que las posibilidades son infinitas. Lo podéis encontrar en tiendas de manualidades especializadas o también por internet.

¡Feliz fin de semana!

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s