De rueda de moto a puff para niños


Tittle

¡Abracadabra! Con estas manitas y un poco de lana esta rueda se convierte en un divertido puff de niños.

La de hoy es la historia de cómo una vieja rueda de moto ha acabado en el cuarto de nuestros peques convertida en un precioso puff , gracias a dos cuellos de lana y las manitas de un joven costurero.

Para nuestro sofá hemos elegido un cuello de lana color mostaza y otro color rosa empolvado, ambos de Primark, que hemos unido con lana de color verde mint y una aguja lanera. Y la rueda de moto es una vieja rueda pinchada que nos han regalado en un taller.

Hacer magia y convertir la rueda en puff es algo muy fácil, que les va a encantar a los niños. Sólo hay que forrar la rueda con los cuellos y dar unas pequeñas puntadas.

Collage

Veréis, lo primer que hemos hecho es forrar la rueda con el cuello mostaza (el del color que queramos que quede por la cara interna) dejando la parte abierta hacia la cara externa de la rueda. Después, nuestro joven costurero dio unas cuantas puntadas para unir el cuello. Estas puntadas no se van a ver después así que resultan perfectas para los jóvenes costureros (además, la aguja es lanera, así que no hay ningún peligro). Como veis en las fotos se trata de unir el cuello por la cara externa de la rueda, ya que luego irá cubierto por el otro cuello.

Después forramos la rueda con el cuello color rosa. Esta vez la parte abierta del cuello debe quedar en la cara interna de la rueda. Damos unas pequeñas puntadas pequeñas y simétricas para unir el cuello rosa al mostaza. Y ¡Abracadabra! Ya tenemos nuestra vieja rueda convertida en un precioso puff.

Si queréis podéis meter dentro un cojín, para que esté más blandito, aunque a los niños les encanta meterse dentro del agujero de la rueda.

Perspectiva cerca

General 2

A la benjamina de la tribu le ha encantado tener un puff para jugar y a nuestro joven costurero le ha parecido de lo más molón hacer casi él solito un pequeño sofá con una rueda de moto. A nosotros lo que más nos ha gustado es que es una manera muy fácil de poderle dar otra oportunidad a las cosas.

¡Esperamos que a vuestros jóvenes costureros les guste la idea!

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s