Nos vamos al Museo Arqueológico Nacional (II)


MF interior 2

Al ver la foto os preguntareis, ¿se han vuelto locos estos del Pepitaliving? ¿No íbamos de museos? Que sí, que sí, que después de construir momias con Barbies y pirámides con pajitas nos fuimos a ver el Museo Arqueológico Nacional (MAN).

Pero después de estar allí y ver la cara de los peques al ver la momia de una mujer o la recreación de una cámara sepulcral hemos creído que no podíamos hacer perder el encanto del museo de esa manera, que hay que disfrutarlo en vivo y en directo.

titulo

El recibimiento es imponente. Su edificio de corte neoclásico iluminado y las dos esfinges que dan la bienvenida son impresionantes incluso para los mayores, así que imaginamos que a los ojos de un niño la recepción debe ser espectacular. Pero una vez dentro la sensación es muy familiar. El espacio es luminoso, muy moderno, amplio, y las salas tienen las dimensiones perfectas para ir con niños, que de hecho había un montón. El precio de la entrada es muy asequible y, además, el museo es gratis los sábados por la tarde y los domingos por la mañana, por lo que resulta perfecto para familias.

MAN interior

Creo haber leído que el director del Museo Arqueológico Nacional (MAN) dijo tras su reapertura que el museo no era para culturetas. ¡Y cuánta razón! Nos pareció un lujo para poderlo disfrutar sin más una tarde en familia

Se organizan distintas actividades con niños con las que poder explorar sus salas de una manera diferente, mucho más participativa. Si vuestros peques tienen entre 8 y 11 años tenéis actividades de alfarería o mosaicos (previa inscripción en la página web). Si como nuestra troupe os resulta más difícil acomodaros a un horario determinado tenéis las visitas autónomas, en las que través de juegos los niños se sienten motivados para visitar el museo (juegos sobre prehistoria o recorridos a través de jeroglíficos). Y siempre podéis comprar vendas y pajitas y preparar una divertida tarde de momias y pirámides en casa.

Y ahora por fin, el motivo de la foto del principio. Se trata de otra pequeña obra de arte que tenéis a unos pasos de la salida del Museo, MAMA FRAMBOISE. Es una romántica pastelería situada a escasos pasos de la salida del Museo, en el espacio PLATEA Madrid, un multiespacio gastronómico habilitado en unos antiguos cines. Si pasáis por allí tenéis que probar el éclaire de chocolate y el pastel de chocolate y frambuesa, ¡no tienen igual!

MF interior 1MF interior 3

¡Egipto y un buen pastel os esperan!

Sed felices

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s